Qué hacer cuando no sabes qué hacer

el

¿Cuántas veces te ha pasado que las situaciones en tu vida parecen inciertas y no sabes qué hacer?. Te encuentras en algún punto en que no sabes cuál es la decisión o acción correcta. El futuro se ve incierto, puede ser que veas muchas opciones, puede ser que no encuentras ninguna…Pasa y es algo que todos hemos vivido, lo importante es que conserves la calma y no te precipites.

Para esto, me encantan los consejos kabbalísticos y del hinduismo. Checa este paso a paso y guardalo contigo para esos momentos de angustia e incertidumbre.

  1. Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido. Muchas veces estamos preocupados, revisando el pasado, culpándonos de los errores que cometimos, revisando si el otro se equivocó, analizando el qué hubiera pasado. No lo hagas, deja de proyectar la película en tu cabeza, lo que pasó, así tenía que pasar, era la única opción. Cuando decimos el hubiera no existe, es literal: no existe. Estás donde debes estar.
  2. Haz lo que te corresponde y fluye con el universo. Este es un excelente consejo para cuando no sabes si ir para la derecha o izquierda, si quitarte o ponerte, pues muy bien: haz lo que te corresponde y fluye. ¿Tu matrimonio parece que se va por la borda? Haz lo que te corresponde, es decir, haz las cosas bien, trata de llegar a acuerdos, de cambiar, de tener la mejor actitud, de hacer todo lo correcto y responsable de tu parte, de arreglar todo lo que a ti te corresponde. ¿Y lo demás? Déjaselo al universo. Lo importante es que sepas que tú cambiaste lo que podías (siempre respetándote y conservando los sanos límites). Fluye, soltar el control te ahorrará mucho sufrimiento y desgaste innecesario. No puedes controlar a los demás, recuérdalo.
  3. Pregúntale a Dios, el universo, la luz, qué quiere de ti. Pregunta, muchas veces queremos respuestas, pero no hacemos las preguntas. Pregúntale qué quiere de ti y comprométete a hacerlo, pide señales y de verdad que aparecerán. Pon atención a lo que te digan tus amigos, familia, la gente en la calle, la televisión, el radio, etc. No me refiero a cosas raras y que hagas locuras, me refiero a que conectes y veas las señales. Por ejemplo, cambiar de trabajo. Puede ser que a lo largo de la semana aparezcan señales, te llegue una propuesta, veas un anuncio de la compañía a la que quieres cambiarte, te encuentres con alguien que trabaja ahí, etc.
  4. Cambia. Algo no se da, cada que lo intentas sale un problema, parece que los obstáculos no cesan… Es momento de replantear las cosas, es una señal de que por ahí y así: no es. Cuando es el camino o decisión correcta, las cosas fluyen, no quiere decir que no debas de esforzarte, claro que sí, deberás ser perseverante y trabajar, sin embargo, siempre hay un rayito de luz, que te dice: Si, por aquí, vas bien.
  5. Medita. Lo mejor, de lo mejor, siéntate y conecta contigo mismo. En el silencio y la tranquilidad, encontrarás la paz que necesitas para tomar la mejor decisión o encontrar caminos.
  6. No te precipites. Muérdete la lengua y atate las manos, por favor, no te precipites. Toma las decisiones cuando estés en calma, el estómago no es un buen consejero. Sal a caminar, tómate un café, una copa de vino, serénate y después verás las cosas diferentes.

Hay muchísimos más!, te dejo estos 6 para que los pongas en práctica. Recuerda los cambios en la vida, vienen a través de accionar. Estando estáticos y haciendo lo mismo todos los días, nada va a cambiar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s