Tips para tomar sabias decisiones

el

Todos los días tomamos decisiones, algunas son sencillas y otras son un poquito menos sencillas, algunas impactan más nuestro futuro que otras, algunas cambiarán nuestro rumbo y el de otros, etc. Entre mayor sea el impacto, son las decisiones que deberíamos de decidir con más sabiduría, cierto?

¿Cómo tomar decisiones con sabiduría? En esos momentos desearíamos que viniera nuestro ángel de la guarda y nos dijera al oído cuál es la mejor opción… Hoy te dejo unos tips para que aprendas a tomar sabias decisiones!

  1. Con calma! Nunca, nunca te precipites. Así tengas 5 minutos para tomar la decisión, tómate los 5 minutos para pensarlo. Si puedes extender el tiempo, extiéndelo. Cuando decidimos con prisa, cosas importantes, podemos perder de vista todas las consecuencias.
  2. Medítalo. Si sabes meditar, siéntate a meditar y conecta contigo mismo para que puedas escuchar la decisión que es mejor para ti y los tuyos. Si no sabes meditar, no te preocupes, ve a un lugar tranquilo y tómate unos minutos para estar contigo, visualiza cada opción y pregúntate cuál es la mejor: cuál te hace mejor persona, cuál te hace más feliz, cuál genera impactos positivos en el largo plazo, etc.
  3. Toma en cuenta la opinión de los demás. Si es una decisión que impacta a otros, ve y escúchalos. Si es un cambio de casa, pregúntale su opinión a tu pareja, hijos, etc. Es una opinión para ampliar tu perspectiva, no es para que te deshagas de tu responsabilidad, ni para que en un futuro encuentres culpables…
  4. Decide con el corazón y un poquito de cabeza. Las sabias decisiones se deben de tomar con lo que nos marca nuestro corazón, esa vocecita interna que nos guía hacia la felicidad. También usa un poquito la cabeza, sé racional, si por ejemplo: vas a comprar una casa, decídete por la casa que tu corazón te dicte, pero también revisa qué necesitas hacer para pagarla. El objetivo es que elijas un lugar para vivir feliz, no para que hipoteques tu vida!
  5. No lo pienses demasiado: Evita caer en los extremos, ni mucho pensar, ni tampoco pensarlo eternamente. Hay oportunidades que tienen una ventana de tiempo definida. Recuerda: el cambio y la evolución están en la acción. Medítalo y piénsalo durante un tiempo razonable y después decide!

Evita que tu estómago decida, no es el mejor consejero! El enojo, el coraje,  los celos, la desesperación, la tristeza, la depresión te harán tomar decisiones que después lamentarás. Mejor tranquilízate y decide cuando estés calmad@!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s