4 poderosas razones para controlar tu enojo

Ya sé! Hay veces que sientes que quieres ahorcar a alguien (metafóricamente!). Su actitud o sus respuestas hacen que te hierva la sangre. Sientes como la vena de tu cara comienza a brincar… Te sientes que el calor sube por tu cuerpo y no es precisamente por la pasión, sino por el tremendo enojo que te han hecho pasar!

Calma, calma, cuenta hasta el 10,000 de ida y de regreso, luego cuenta los números primos y después cuenta los números pares! No te enojes y te voy a explicar por qué:

Por tu propio beneficio!

Aquí te explico:

  1. Por tu salud. Aparte de que te puede dar un infarto, derrame, diabetes, etc. Piensa en tu salud, cada que te enojas sometes a tu cuerpo a un gran estrés, tus células emiten una vibración muy baja, distinta a la vibración más alta que es el amor, así que te puedes enfermar, desde una gripa, diarrea, gastritis, colitis; y vibrar constantemente así puede producir hasta un cáncer. Así que por tu propio beneficio mantén la calma…
  2. Por tu futuro. Además de las enfermedades, la vibración del enojo al ser una vibración muy baja, va a atraer a tu vida situaciones negativas: situaciones que pertenecen a esa vibración. Recuerdas las veces que te has enojado y después: te pegas, te caes, rompes algo, llegas tarde, te asaltan, etc? Pues es la ley de la atracción actuando acorde a lo que estás atrayendo.
  3. Por tu energía. Todos tenemos cierta cantidad de energía, en cada enojo e intercambio negativo con otra persona, estás intercambiando energía. Es decir, perdiste tu energía y se la diste a alguien más! Y siento mucho decirte pero recuperarla cuesta mucho trabajo!
  4. Para mejorar la gente que se te acerca. ¿Estás cansado de que llegue a ti gente que te hace enojar? Pues entonces deja de vibrar en el enojo, mientras más te enojes, más gente que provoque esa vibración se te acercará. Si eres pacífico, relajado y calmado, eso es lo que llegará tu vida!

Si estás enojado, lo mejor es que guardes silencio, te “muerdas la lengua” y te “ates las manos” (por los mails, whatsapp, etc.). Cuando estamos enojados decimos y hacemos cosas de las que después nos podemos arrepentir y eso te causará más enojo y remordimientos.

Así que mejor, espera 3 días para que vuelvas a revisar si la situación te molesta y entonces puedas hablar desde el amor con la otra persona.

Desde el amor es hablar con paciencia, sin enojo, sin rencor y con compasión!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s